sábado, 24 de septiembre de 2016

Bizcocho de naranja con pepitas de chocolate


Últimamente los sábados están siendo los días que subo recetas al blog, pues después de una larga baja laboral he vuelto a reincorporarme al trabajo el pasado día 1 de septiembre, y aunque los primeros días fueron duros, ahora ya he vuelto a coger el ritmo, pero he de reconocer que no es tarea fácil compaginar una jornada de mañana y tarde, con el cuidado de  mi madre que sufre demencia y tiene un grado alto de dependencia, y como además soy hija única  esa responsabilidad recae toda en mí, (aunque gracias a Dios tengo unas personas muy buenas que me ayudan con su cuidado para que pueda ir a trabajar). En definitiva, que voy muy justa de tiempo, y el  mantener actualizado un blog, dotándolo de contenido, da su trabajo y se necesita tiempo, pero lo cierto es que tanto el cuidar de mi querida madre, como la actividad en el blog, es un trabajo que hago con mucho gusto. Al blog por desgracia no puedo dedicarle todo el tiempo que a mí me hubiera gustado, porque lógicamente hay un orden de prioridades, y  por ello solo puedo subir una receta por semana como media, y otra cosa que no puedo hacer y me hubiera gustado,  es desarrollar un seguimiento fotográfico del paso a paso, pero trato al menos de esforzarme por explicar bien las recetas, con eso y con la foto final del plato, espero compensar la falta del paso a paso. El caso es que pese a las dificultades sigo adelante con el blog y espero que por mucho tiempo, porque me aporta un montón de satisfaciones... En fin, después de todo este rollo, paso a hablaros de lo que toca, la receta de hoy, en la cual el paso a paso del que os hablaba tampoco es tan necesario, pues es un bizcocho básico, una variante del archiconocido bizcocho de yogur, pero con el toque de la naranja y el chocolate, una combinación muy afortunada, ¿no creéis?
Vamos con la receta
Ingredientes:
-6 huevos
-2 yogures naturales
-zumo de 2 naranjas
-ralladura de 2 naranjas
-1 cucharadita de esencia de naranja (en su defecto puede no llevar nada o sino también podéis optar por un licor de naranja)
-2 puñados de pepitas de chocolate
.1 vaso de aceite de girasol
-300gr.de azúcar
-500gr. de harina
-1 sobre de levadura Royal
-1 pizca de sal
Preparación:
Echamos en la batidora los huevos, cuando empiecen a espumar vamos añadiendo el azúcar poco a poco, en varias tandas, y seguimos batiendo. Cuando los huevos estén muy bien batidos y hayan doblado el volumen, el azúcar ya se habrá disuelto, y es el momento de ir añadiendo  poco a poco el aceite, después añadimos el zumo de las 2 naranjas, la ralladura, y la esencia de naranja, y también una pizca de sal, mezclamos todo bien, y luego incorporamos la harina previamente tamizada y el sobre de levadura en dos ó tres tandas, pero esta vez  sin batir demasiado, solo lo necesario para que se mezclen  bien todos los ingredientes. Incluso no estaría mal utilizar una espátula e incorporar la harina con movimientos envolventes. Por último añadimos las pepitas y mezclamos un poco.
El siguiente paso consiste en echar la masa del bizcocho en un molde untado con mantequilla y espolvoreado con harina, e introducirlo en el horno previamente calentado a 180º.  Yo lo pongo en la parte central del mismo, los primeros 20 minutos con calor solo abajo, y después calor arriba y abajo. Es un bizcocho bastante grande, y le lleva su tiempo hacerse. En mi caso una hora aproximadamente, pero eso ya depende de cada horno. Cuando veáis que la parte de arriba está muy doradita pincháis con un palillo y si sale limpio ya estará listo, sino continuáis con la cocción unos minutos más y para que la parte de arriba no se cueza demasiado le ponéis un papel albal para protegerla y ponéis de nuevo calor solo abajo. Cuando esté hecho lo dejamos dentro del horno con la puerta abierta durante unos minutos, luego sacamos el molde del horno y lo dejamos sobre una rejilla para que circule el aire por abajo, y cuando esté totalnente frío lo desmoldamos y colocamos en una bandeja sobre blonda decorativa.
Si seguís estos consejos os saldrá un bizcocho estupendo y sobre todo muy rico, ideal tanto para un desayuno como para una merienda.

sábado, 17 de septiembre de 2016

Ensalada mixta


Aunque el otoño está ahí a la vuelta de la esquina, oficialmente aun estamos en verano, y además después de unos días lluviosos, parece que el buen tiempo regresa y el sol se va a instalar de nuevo por unos días más, de manera que aun apetecen las ensaladas. La que hoy subo al blog es de las más populares, seguro que todos sabéis de sobra cómo se prepara y qué ingredientes suele llevar, pero aun así he querido publicarla, porque entre otras cosas, el blog es para mí una especie de cuaderno de bitácora, y luego
 si alguno de vosotros saca alguna idea, pues bienvenido sea.
Paso ya a contaros cómo la preparo yo y qué ingredientes le añado
Ingredientes (para dos ensaladas como las de la foto):
-8 hojas de lechuga hoja de roble
-8 hojas de lechuga de hoja verde
-1 tomate mediano
-12 espárragos en conserva
-2 latitas pequeñas de atún en aceite de oliva
-1 cebolla morada
-2 huevos duros
-2 patatas medianas
-12 aceitunas
-100gr. de zanahoria rallada
-vinagre de vino
-sal
Preparación:
Ponemos una olla con agua  y sal al fuego, y cuando empiece a hervir añadimos las patatas y los huevos.  Los huevos los dejamos hervir durante 12 minutos, luego los retiramos a un cazo con agua fría y reservamos. Con las patatas continuamos con la cocción hasta los 25 minutos. Transcurrido este tiempo las escurrimos y las dejamos enfriar. Después las pelamos, las cortamos en rodajas un poco gruesas y las distribuimos por el fondo del plato o fuente. Encima ponemos las hojas de lechuga bien limpias y troceadas. A continuación retiramos la cáscara de los huevos y los cortamos en cuartos, el tomate lo cortamos en medias lunas, y el atún lo desmigamos y luego colocamos a nuestro gusto los huevos, el tomate y el atún sobre las hojas de lechuga.
Por último incorporamos las aceitunas, los espárragos y la zanahoria rallada (en este caso no la puse porque no tenía), y por encima de todo la cebolla cortada en aros finos.
Finalmente añadimos un poco de sal, y aliñamos con un chorro de vinagre de vino y por encima con aceite de oliva. Yo procuro comprar atún en conserva de aceite de oliva, y así aprovecho éste para aliñar la ensalada, porque para mí gusto le da más sabor.
Pues así es cómo preparo yo en casa la  ensalada mixta, una de mis preferidas por otra parte, sino la que más.  El próximo día vendré con plato un poco más elaborado, estad atentos!!!

sábado, 10 de septiembre de 2016

Gazpacho andaluz


En Galicia este año estamos teniendo un verano inusualmente seco y caluroso, y el plato (también puede considerarse una bebida) que hoy os presento, resulta ideal para combatir las altas temperaturas. Es un plato típico del sur del país, donde hace más calor que aquí por el norte, pero es tan fácil de hacer, resulta tan sano, y está tan rico, que hace tiempo que lo he incorporado a mi recetario. Este año en concreto, lo hice ya varias veces.
Os cuento cómo lo preparo yo
Ingredientes:
-1 kg. de tomates maduros
-1 pimiento verde (de los italianos)
-1 pepino
-1/3 cebolla
-1 diente de ajo
-3 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra
-1 cucharada sopera de vinagre de vino
-sal
-1 pizca de cominos (opcional)
-1 rebanada pequeña de pan del día anterior (opcional)
Preparación:
En primer lugar le hago unos cortes en la piel de los tomates, luego los pongo en agua hirviendo un par de minutos para escaldarlos y retirarles la piel. Después los dejo enfriar y  personalmente  lo que hago es picar todas  las verduras, las echo en un bol y las aliño con el aceite, el vinagre, la sal, y los cominos y remuevo todo el conjunto, y luego lo dejo reposar toda noche en el frigorífico. A la mañana siguiente la verdura ha macerado y suelta un olor impresionante, para mi gusto de esta manera el gazpacho está más rico.
Por último se pasa todo por la batidora, y dependiendo de lo consistente que lo queramos añadimos un poco de agua a la mezcla si deseamos que quede más líquido, y si lo queremos más espeso le añadimos media rebanada de pan. Rectificamos de sal, y listo para servir en cuencos individuales, acompañado de unas verduras picadas de las empleadas para su elaboración, de un huevo duro picado o de unas virutas de jamón por ejemplo, y regado con un chorrito de un buen aceite de oliva por encima. 
También lo podemos presentar en una jarra y tomarlo en vasos como una bebida, antes de empezar con la comida, o a cualquier hora del día, porque cuando aprieta el calor siempre apetece.
Como veis es una receta sencilla, sana y muy económica, pues utliza ingredientes que todos tenemos por casa, de modo que como aun estamos en verano, os animo a que la preparéis.