lunes, 8 de mayo de 2017

Rosquillas de San Isidro (tontas y listas)

Como lo prometido es deuda, aquí me tenéis con la receta de las rosquillas de San Isidro. Estas rosquillas las hay de cuatro tipos: las listas, las tontas, las de Santa Clara y las francesas. En esta ocasión os traigo las dos primeras, las listas y las tontas, que son quizás las más populares. Las otras dos quedan para una futura entrada.
Todas ellas parten de la misma base, solo se diferencian en la cobertura. Las tontas no llevan ninguna, simplemente se pincelan con una yema de huevo antes de ir al horno y nada más. Las listas llevan una cobertura a base de clara de huevo, azúcar glass y zumo de limón. Las de Santa Clara van cubiertas de un merengue seco, y las francesas se cubren con un rebozado de granillo de almendra.
La festividad de San Isidro Labrador, se celebra dentro de unos días, concretamente el 15 de mayo de cada año. Cuenta la leyenda que el Santo hizo brotar un manantial de agua golpeando una roca con su vara, y en ese lugar, en el barrio de Carabanchel, se levantó una ermita, a la que todos los años se acercan muchos madrileños a cumplir con la tradición de beber el agua de la fuente a la que atribuyen efectos curativos, y a merendar en la pradera degustando entre otros productos típicos las famosas rosquillas del Santo. Francisco de Goya, en el año 1788, inmortalizó esta tradición, en el cuadro “La pradera de San Isidro” (Museo del Prado. Madrid)
El origen de estas ricas rosquillas con aroma de anís, se atribuye a una famosa rosquillera llamada Tía Javiera, al parecer sus rosquillas tenían mucho éxito, lo cual propició que otros vendedores las pusiesen a la venta en sus tenderetes, utilizando como reclamo un falso parentesco con la Tía Javiera.
Al margen de leyendas y anécdotas, lo que es un hecho es que en el mes de mayo en Madrid estas rosquillas adornan los escaparates de todas las pastelerías. Pero no hace falta ir a Madrid para degustarlas, son muy fáciles de hacer, y las podéis preparar en casa sin ningún problema. Si os animáis os dejo la receta a continuación.
Ingredientes:
Para la masa de las rosquillas
-100gr de aceite de oliva suave
-180gr de azúcar
-3 huevos
-400gr de harina de repostería
-1 sobre de levadura Royal
-1 pizca de sal
-la piel de un limón (solo la parte amarilla, sin nada de pieles blancas)
-50gr de licor de anís
-2 cucharaditas de anís en grano
Para pintar las tontas
-1 yema de huevo
Para el glaseado de las listas
-1 clara de huevo
-1 cucharadita de licor de anís
-1 pizca de sal
-6 gotas de zumo de limón
-250gr de azúcar glass
Preparación:
En primer lugar ponemos una sartén al fuego y echamos el aceite de oliva y la piel de limón bien lavada bajo el grifo para eliminar posibles restos de pesticidas. Cuando la piel del limón empiece a dorarse retiramos del fuego, colamos el aceite y lo reservamos.
Aparte en otra sartén echamos los granos de anís y los tostamos moviéndolos constantemente para que no se quemen. Cuando estén, los echamos en un mortero, los trituramos lo más fino posible, y reservamos también.
Por otro lado empezamos a preparar la masa de las rosquillas, para ello batimos en un cuenco los huevos. Cuando estén espumosos añadimos la mitad del aceite frito (utilizamos para la masa 50 gr., los otros 50gr. los reservamos), el anís en grano triturado, el licor de anís, el azúcar y la sal. Mezclamos bien y luego vamos añadiendo la harina poco a poco. Cuando hayamos añadido un poco de harina, echamos el sobre de levadura, y continuamos añadiendo la harina restante sin dejar de remover. Primero nos podemos ayudar de un batidor de varillas, y ya al final utilizaremos las manos hasta obtener una masa homogénea y manejable. Ya os advierto que queda una masa suave que tiende a pegarse a las manos, y para evitarlo os aconsejo mojarlas en el aceite restante.
Cuando la masa esté preparada, la pasamos a otro cuenco untado con parte del aceite reservado y tapada con papel film y la dejamos reposar en el frigorífico durante una hora aproximadamente.
Finalmente se precalienta el horno a 200º y mientras hacemos las rosquillas tomando pequeñas porciones de masa con las manos untadas en el aceite reservado, formamos una bola con cada una de ellas, las aplastamos un poco, y con los dedos índice y pulgar hacemos un hueco en el centro para darle forma de rosquilla.
A medida que vamos haciendo las rosquillas, las vamos colocando en una bandeja de horno, sobre papel sulfurizado, y cuando estén todas hechas, la mitad de ellas (las tontas) las pincelamos con la yema de huevo. Dejamos reposar unos diez minutos más, y volvemos a pincelarlas de nuevo, luego las horneamos (yo en mi horno en la tercera ranura empezando por abajo) hasta que estén doradas por arriba. En ese momento las retiramos del horno y las dejamos sobre una rejilla para que enfríen. Cuando estén frías las tontas ya estarán listas para guardarlas en una lata donde se guardan en perfecto estado durante días. En cuanto a las listas tenemos que preparar un glaseado para bañarlas en él, pare ello batimos la clara de huevo ligeramente, añadimos la cucharadita de licor de anís, las 6 gotas de zumo de limón y la sal. Mezclamos bien y luego vamos añadiendo el azúcar glas poco a poco sin dejar de remover. Finalmente bañamos la otra mitad de las rosquillas por la parte de arriba en esta glasa, las volvemos a colocar en la rejilla hasta que la glasa esté seca, y ya tenemos las rosquillas listas finalizadas para guardarlas en la lata junto a las tontas.
Estas rosquillas también las podéis preparar en la thermomix, de esta manera os ahorráis bastante trabajo, pare ello los pasos a seguir son los siguientes.
1-El primer paso de calentar el aceite y aromatizarlo con la cáscara de limón, así como tostar los anises os aconsejo hacerlo de la forma tradicional, para ello seguís las instrucciones de los dos primeros párrafos de esta receta.
2-Echamos en el vaso de la thermomix 50 gr de aceite aromatizado, los anises triturados, el licor de anís, el azúcar y los huevos y programamos 15 segundos /velocidad 4
3-Agregamos la sal, la harina y la levadura y programamos 3 minutos /velocidad espiga
4-Retiramos la masa del vaso y la colocamos en un bol engrasado con parte del aceite restante. Tapamos con papel film, y dejamos reposar en el frigorífico durante una hora aproximadamente.
5-A partir de aquí se sigue con el proceso igual que por el método tradicional.
Espero que la receta de hoy os haya gustado, y si os animáis a ponerla en práctica mejor, porque estas tradiciones gastronómicas nunca se deberían perder. Yo pese a no vivir en Madrid hace ya unos años que en el mes de mayo preparo estas rosquillas, y espero seguir haciéndolo muchos años más, porque en el desayuno, con un descafeinado con leche están deliciosas ;)
Como ayer fue el día de la madre, con vuestro permiso, esta receta se la dedico a la mía. Espero poder celebrar muchos días más esta festividad con ella a mi lado y en un estado de salud aceptable. Te quiero mucho mamá!!!

11 comentarios:

  1. Que buenas deben estar esas rosquillas, con sabor a típico, a tradición con leyenda que son las apetecibles y a fiesta. Por supuesto gustosas al máximo con ese buen género que has utilizado y mejor elaboración. Pues solo me queda decirte que ¡feliz San Isidro!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Que rosquillas tan rica no las conocias pero te aseguro que me van ha gustar y la historia de de las rosquillas me ha encantado besitos

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué buena mano tienes para las rosquillas Maca! Cualquiera diría que no eres madrileña ¡te han quedado perfectas!

    Nunca las he hecho y me llaman mucho la atención. Pensaba que eran más complicadas pero explicado por ti todo parece sencillo

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  4. Hola!! Que buena pinta!!estoy por hacerlas este fin de semana.Saudiñoss

    ResponderEliminar
  5. Hola guapísima !!!
    Conocía las listas y las tontas, pero no las de Santa Clara y las Francesas. Hay que ver lo que se aprende con los blogs Maca, cultura gastronómica en estado puro.
    Nunca las he hecho, tampoco comido, pero te digo una cosa, por las rosquillas siento debilidad, es un dulce que me encanta.
    De buena gana me comería las que nos traes, que no le hago ascos a ninguna, sino todo lo contrario.
    Y una cosita, podrías ponerle el gadget para podernos suscribir a tu blog, porque yo vengo al tuyo cuando me acuerdo que no te he visto en días, pero en realidad no sé cual es el momento de tu publicación y es una pena que me lo pierda, aunque procuro que no ocurra, claro.
    Besotes mi niña y feliz finde, que ya lo tenemos ahí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nuria. Gracias como siempre por tus bonitas palabras.
      Reconozco que tengo el blog muy descuidado, a ver cuando me pongo en serio con ello. De momento el gadget de la suscripción lo he habilitado. Si no te funciona me lo dices.
      Un beso enorme guapa. Feliz finde para ti también

      Eliminar
  6. Ahora mismo me comía todas y no te dejaba ni una, un beset Maca

    ResponderEliminar
  7. Hola Maca. Bonito prólogo el que nos has dejado sobre estas rosquillas. Siempre es bueno aprender algo y en mi caso lo has conseguido. Me ha hecho gracia la diferenciación entre rosquillas tontas y listas jj. Aunque cada una de ellas, incluidas las otras dos, estarán deliciosas estas que nos propones además de tener poca dificultad creo que deben ser las que más difusión tengan, claro que puedo estar equivocado ya que ignoro, al no ser ni estar en Madrid, si lo que digo es cierto. Peros sea cierto o no de lo que no tengo duda es de que estas rosquillas tanto las tontas como las listas deben estar de rechupete. Te diré que el glaseado no es una de las cosas que más me guste pero creo que en estas rosquillas debe ser una delicia.
    Te han quedado fabulosas.
    Que lo pases muy bien en este fin de semana.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Te han quedado divinisimaaaaas y pesa a llevar años viendolas en los blogs aun no las he echo ni catado pero no dudo ni un segundo que esten de rexupete.
    Pues claro que tendras aun muchos años por delante para seguir disfrutando de tu mami , seguro que le habra encantado que le hayas dedicadp la receta .
    Bicos mil y feliz finde wapa.

    ResponderEliminar
  9. Que pinta tienen más buena. Las dos que has preparado tienen que estar de lujo.
    Saludos

    ResponderEliminar
  10. te han quedado estupendas ! ahora en Madrid están en pleno apogeo,aunque las tuyas al ser caseras tienen que estar mucho mas buenas
    besitos

    ResponderEliminar