domingo, 30 de abril de 2017

Pincho de morcilla y huevo de codorniz

Para despedir el mes de abril y dar la bienvenida al mes de mayo, el mes de las flores, las comuniones, y de un montón de festividades patronales y fiestas gastronómicas, he elegido una receta de lo más sencilla: el pincho de morcilla con huevo de codorniz.
Se trata de un pincho que cualquiera puede hacer en su casa, no se necesita ninguna experiencia en temas culinarios, simplemente necesitáis una sartén y comprar los ingredientes que además de económicos son fáciles de encontrar, pues cualquier tienda de ultramarinos los tiene.
La morcilla que he utilizado en este ocasión es la morcilla de Burgos, aunque otras veces también he empleado la morcilla de cebolla, que le sienta igualmente de maravilla por el toque dulce que le aporta la cebolla.
Si algún día invitáis a alguien a casa y queréis preparar un picoteo sin complicaros mucho la vida, este pincho, acompañado de otros (en próximas entradas os subiré más recetas de pinchos sencillos a la par que exquisitos) o por sí solo, es una opción ideal. Os dejo la receta por si os animáis.
Ingredientes:
-12 rodajas de morcilla (de Burgos o de cebolla)
-12 huevos de codorniz
-1 barra de pan
-pimentón picante
-aceite de oliva
-sal
- 3 ó 4 tomates rama
Preparación:
Cortamos la barra de pan en rodajas de unos 4 ó 5 cm. de grosor, las tostamos en el tostador o en una sartén antiadherente, las untamos con unos tomates rama cortados por la mitad y reservamos.
En otra sartén echamos unas gotas de aceite de oliva virgen extra y doramos un poco las rodajas de morcilla de Burgos por ambos lados, luego colocamos cada una de ellas sobre cada tostada de pan que teníamos reservado.
Por último freímos los huevos de codorniz en una sartén con aceite de oliva virgen extra, cuando veamos que la clara está bien cuajada y la yema aun líquida en su interior, escurrimos bien y colocamos sobre la rodaja de morcilla, por último espolvoreamos sal y un poco de pimentón picante sobre los huevos, y listos para servir a los comensales.
Si veis que antes de terminar de preparar los últimos pinchos, los primeros ya se han enfriado, le podéis dar uno ó dos minutos de grill en el horno, pero en ese caso cuando vayáis a freír los huevos, tan pronto como la clara de huevo se haya cuajado los retiráis de la sartén, porque después en el horno se terminarán de hacer.
Como veis más fácil imposible, así que no hay excusa para no prepararlos.
Y por hoy me despido, dentro de unos días vendré con una nueva receta que hace tiempo que tengo pendiente de publicar pero he esperado al mes de mayo para hacerlo, porque se trata de las rosquillas de San Isidro, y como sabéis esta festividad se celebra el 15 de mayo, entre otros muchos sitios en Madrid, de donde son típicas estas rosquillas de las que os hablo, de manera que si os interesa la receta estad atentos.
Os espero. Mientras que seáis muy felices. 

11 comentarios:

  1. Una tapa bien sencilla y Rica. Yo utilizo morcilla de cebolla que es la que más se consume por aquí y con unos huevos fritos va de escándalo, si además hacemos bocados con pan, la preparación es buenísima.
    Feliz 1 de mayo.
    Bss

    ResponderEliminar
  2. Hola guapa que rica tu receta me gusta mucho, espero tu receta de rosquillas besitos

    ResponderEliminar
  3. Maca a mí esta tapa me encanta. Es que la morcilla me apasiona (curioso, con lo exquisita que soy para las vísceras y derivados) y todo lo que la lleve me gusta fijo.

    Como bien dices es una tapa sencilla de preparar y muy sabrosa. Deseando estoy ver próximas entradas con más ideas para picoteos ricos y fáciles

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  4. Si ya estamos en el mes de las comuniones y empiezan las fiestas en muchos sitios este mes para mi es el que da el pistoletazo de salida a las fiestas veraniegas.
    Uummmmmmmmmmm como me tientas con este pincho me encanta la morcila de Burgos ,asi no los he echo nunca y seguro que estan de rexupete no lo siguiente.
    Bicos mil y feliz semana wapa.

    ResponderEliminar
  5. Una buenísima tapa. La combinación es riquísima y encima es una tapita que no conlleva demasiada elaboración, así que punto a su favor. Besicos amiga

    ResponderEliminar
  6. Una tapa sencilla y muy muy rica , al menos en mi casa ,se ve muy apetecible
    besitos

    ResponderEliminar
  7. Hola Maca. Si hay una morcilla que me encanta, esa es la de Burgos. Con su sabor un tanto picante está de fábula. Siempre que puedo y tengo ocasión me la pido.
    Tal como la has preparado en forma de tapa está exquisita.
    Podías haber colaborado en la propuesta de esta temporada de Recetario Mañoso. Primavera - Las tapas
    ya que las recetas que se presenten deben ser de pinchos o tapas y esta tuya cuadra a la perfección.
    Estupendo y rico pincho.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Una tapa riquísima y sencilla de preparar, guardame un par de ellas para merendar jeje.
    Mil besos guapa

    ResponderEliminar
  9. Hola guapísima !!!
    Por tardona no quedará ni las migas ¿verdad?
    No habrá nada que me guste más que comer de picoteo, bueno si, comer con las manos jaja y aquí se cumple todo.
    Me encanta la morcilla Maca, todas sin excepción, todas tienen su punto, con cebolla o sin ella y las de arroz.
    En fin, que por lo menos dos pinchos me comía, y eso por ser educada y repartir jaja, que si me dejas caen todos.
    Muy ricos mi niña.
    Besotes y feliz finde.

    ResponderEliminar
  10. Hola Maca guapa.
    Estupendo pincho, como si del país vasco viniera en vez de Galicia.
    Con una cerveza bien fresquita le daría buena cuenta a estos pinchos.
    Me has metido en el bolsillo con esta receta.
    Un abrazo de los grandes.

    ResponderEliminar
  11. Un pincho fantástico, sencillo y muy rico.
    Saludos

    ResponderEliminar