lunes, 27 de junio de 2016

Escalivada

Pues aunque ya entramos oficialmente en el verano, la nueva estación para mí vino con un regalo inesperado: la gripe…, o más bien el refriado... Todo sucedió porque con motivo de las hogueras de San Juan nos juntamos los vecinos y cenamos fuera al aire libre, pero aquí en Galicia ya se sabe que el tiempo no es de fiar, ni siquiera en pleno verano..., el caso es que me cogió el frío y el fin de semana estuve prácticamente todo el tiempo en cama, Hoy me encuentro algo mejor, por lo menos tengo las fuerzas suficientes para ponerme delante del ordenador a redactar una nueva entrada y echar un vistazo a vuestras cocinas, por cierto, disculpadme por estos días de ausencia.
La receta elegida para la entrada de hoy es la escalivada, que es una ensalada de verduras asadas (escalivar significa “asar al rescoldo”), típica de Cataluña, Aragón , Comunidad Valenciana y Región de Murcia. Las verduras pueden variar, aunque las más frecuentes son los pimientos rojos, la cebolla, la berenjena y el tomate.
Se puede servir como acompañamientos de otros platos, o bien como plato único, y también es típico servir la escalivada con unos filetes de anchoa y una tosta de pan como hice yo en esta ocasión. Conviene servirla templada o a temperatura ambiente (no fría) y consumirla el mismo día
Es un plato sencillamente delicioso y muy sano, uno de los exponentes de la dieta mediterránea que tantos beneficios nos aporta, de modo que ahora que estamos en verano y suelen prepararse muchas barbacoas, cuando encendáis las brasas no perdáis la oportunidad de preparar este sabroso plato. También se pueden hacer las verduras en el horno, pero personalmente pienso que como las brasas no hay nada porque la verdura queda perfumada de un olor a humo muy agradable.
Os dejo la receta, veréis qué fácil es:
Ingredientes (para 4 personas)
-4 pimientos rojos
-2 berenjenas
-4 cebollas pequeñas
-4 tomates de rama
-2 dientes de ajo
-aceite de oliva virgen extra
-sal
-filetes de anchoa (opcional)
-una gotas de vinagre balsámico de Módena (opcional)
Preparación:
En primer lugar lavamos con esmero la verdura bajo el grifo del agua fría para eliminar restos de impurezas o de pesticidas, luego la secamos con una servilleta de papel y la untamos con aceite de oliva virgen extra. Después cuando las brasas estén en su punto ponemos la verdura en la parrilla, y le damos la vuelta de vez en cuando para que se haga por todos los lados. Cuando veamos que las verduras están hechas las retiramos a un cuenco por separado y las dejamos reposar unos 20 minutos. Transcurrido ese tiempo retiramos las pieles de la verdura, retiramos también las semillas de los pimientos, y con las manos cortamos tiras, a lo largo, de pimientos, berenjenas, cebollas y tomates, y las vamos colocando alternativamente en la fuente de servir.
Por último ya solo nos queda aliñar las verduras, para ello picamos finamente los ajos, los esparcimos por arriba, salamos, y regamos todo con un buen chorro de aceite de oliva virgen extra.
Yo por gustos personales suelo echarle también unas gotas (muy pocas) de vinagre balsámico de Módena, y en este caso acompañé también la escalivada con unos filetes de anchoa, algo que por otro lado es muy típico.
Como veis no tiene ninguna complicación, y os aseguro que está riquísima, de hecho huele que alimenta :-)

domingo, 19 de junio de 2016

Salmón a la plancha con cachelos y salsa tártara

Con la llegada del calor apetece menos meterse entre fogones y al mismo tiempo sientan mejor platos más ligeros. El que hoy os presento como lleva salsa tártara no es del todo ligero, aunque podemos aligerarlo nosotros reduciendo la cantidad de la misma, por lo demás es un plato de pescado, muy sano, rico, y que se prepara en un abrir y cerrar de ojos.
Os dejo con la receta sin más dilación
Ingredientes (para 4 personas):
-4 rodajas de salmón (en mi caso 8 porque eran muy finitas)
-1kg. de patatas
-sal
-pimienta
-aceite de oliva virgen extra.
Para la salsa tártara
-300gr. de mayonesa (mejor si es casera)
-60gr. de pepinillos en vinagre
-60gr. de cebolla
-30gr. de alcacparras
-1 cucharadita de mostaza
-perejil picado
Preparación:
Comenzaremos preparando la salsa tártara, para ello picamos finamente los pepinillos, la cebolla, las alcaparras, y el perejil, e incorporamos todo ello a la mayonesa, junto con la mostaza, mezclamos bien y guardamos en el frigorífico hasta el momento de emplatar.
Aparte lavamos concienzudamente las patatas bajo el chorro del agua fría debido a que las vamos a cocer con la piel (dónde yo vivo le llamamos cachelos a la patata cocida con la piel) y podrían tener restos de tierra u otras impurezas, luego las cortamos en rodajas de unos 2cm. de grosor, las echamos en una olla, cubrimos de agua y llevamos al fuego. En cuanto levanten el hervor añadimos la sal y continuamos con la cocción hasta que estén hechas, en ese momento escurrimos y echamos por encima un chorro de un buen aceite de oliva virgen extra.
Cuando veamos que a las patatas les falta poco para estar cocidas, podemos ir preparando el pescado, para ello salpimentamos las rodajas de salmón y luego ponemos una sartén antiadherente al fuego y añadimos unas gotas de aceite de oliva, cuando el aceite esté caliente plancheamos el salmón, unos minutos por cada lado, y luego sólo nos queda emplatar, para ello servimos una rodaja de salmón en cada plato y acompañamos con las patatas cocidas (cachelos) y la salsa tártara.
Espero que os haya gustado la receta y que os animéis a ponerla en práctica, os aseguro que está riquísimo el salmón así preparado…, hasta me gusta a mí y eso que no soy nada entusiasta de este pescado ^-^

domingo, 12 de junio de 2016

Pastel de fresas y chocolate

La receta de hoy la he visto hace poco en una revista de cocina. Fue ver la foto y conquistarme, de manera que tan pronto como tuve oportunidad la he puesto en práctica, y el resultado me ha encantado, tanto que no tardaré en repetir experiencia antes de que se acaben la fresas.
Eso sí, como no podía ser de otra manera tratándose de mí,  la receta original la he tuneado un poco, le hice algunas modificaciones, como emborrachar el bizcocho, y disminuir la cantidad de azúcar, y la verdad es que en casa nos ha gustado mucho así ^_^
Os dejo con la receta, a ver si os gusta
Ingredientes (para 6-8 personas):
Para el bizcocho
-5 huevos
-100gr. de azúcar
-85gr. de harina floja
-35gr. de cacao en polvo Valor
-mantequilla y harina para espolvorear el molde
Para emborrachar el bizcocho
-1 vaso de agua
-1/2 vaso de azúcar
-cáscara de 1 naranja
-1 rama de canela
Para el relleno
-500ml de nata líquida
-125gr.de azúcar
-150 gr. de fresas
Para la decoración final
-100gr. chocolate Nestlé Postres
-150gr. de fresas
Preparación
En primer lugar hacemos el bizcocho, para ello separamos las yemas de las claras. Batimos con las varillas eléctricas las claras con el azúcar hasta formar un merengue firme. Aparte batimos las yemas hasta que dupliquen el volumen. Después mezclamos las yemas con las claras, poco a poco, y con movimientos envolventes, y por último agregamos la harina tamizada con el cacao también lentamente y con movimientos envolventes para que no se pierda aire. Finalmente vertemos la masa en un molde (en este caso he usado uno rectangular, pero serviría otro) untado con mantequilla y harina para evitar que se peque el bizcocho, y lo llevamos al horno, previamente precalentado a 200º, y lo dejamos cocer durante unos 30 minutos aproximadamente. Luego lo dejamos enfriar, lo desmoldamos y lo cortamos por la mitad.
El siguiente paso es hacer un almíbar para emborrachar el bizcocho, para ello ponemos al fuego todos los ingredientes, el agua, el azúcar, la rama de canela y la piel de naranja, una vez que levante el hervor, apagamos el fuego, dejamos infusionar, y cuando esté frío el almíbar, lo colamos y con él emborrachamos las dos partes del bizcocho.
Aparte, y mientras el almíbar enfría, montamos los 500ml de nata con 125gr. de azúcar, y luego pasamos la nata montada a una manga pastelera con boquilla rizada.
En cuanto a las fresas, las lavamos bien bajo el grifo del agua fría, le cortamos el rabito, y las cortamos en láminas.
Finalmente montamos el pastel, para ello colocamos una plancha de bizcocho sobre una blonda decorativa, encima colocamos una capa de fresas, luego una capa de nata, después otra de fresas, y encima la otra lámina de bizcocho. Después cubrimos la superficie con rosetones de nata y encima una capa de fresas, y por último decoramos con el chocolate que previamente habremos fundido en el microondas, y cuando esté tibio lo dejamos caer por encima con una cucharilla de café, y a guardarlo en el frigorífico hasta la hora de servir.

domingo, 5 de junio de 2016

Macedonia de frutas

Después de unos días ausente en los que acompañé a mi madre en el hospital, de nuevo vuelvo a la rutina y a mi actividad en el blog..., y con más ilusión si cabe, porque el problema de hiperglucemia de mi madre se solucionó,  ya está mejor y vuelve a ser la de siempre...
La receta que hoy os traigo se la dedico a ella. Es un postre que todos conocéis, la macedonia de frutas, que ahora con la llegada del calor es una opción muy apetecible para la sobremesa.
La macedonia la podéis hacer con casi cualquier fruta, yo la vario según la temporada o lo que tenga por casa, intentando también que haya una variedad cromática, porque ya sabéis el dicho de que por la vista también se come :-)
En esta ocasión he utilizado las siguientes frutas
Ingredientes (para 4 personas):
-2 plátanos
-300gr. de fresas
-1 manzana
-2 kivwis
-1 naranja
-azúcar (al gusto)
Preparación:
Para preparar la macedonia lo primero es lavar muy bien la fruta, luego pelamos los kiwis y los cortamos en rodajas y cada rodaja a su vez la cortamos en cuatro trozos y los echamos en un bol. A los plátanos les retiramos la piel, los cortamos en rodajas y los añadimos al bol. La manzana podemos utilizarla con la piel o sin ella, le sacamos el corazón, la cortamos en cubitos y añadimos también al bol.  Mondamos la naranja, la deshacemos en gajos,  los cortamos por la mitad y los echamos en el bol. Por último retiramos el rabito de las fresas, las cortamos en trozos pequeños y las incorporamos al bol con el resto de las frutas. Después mezclamos bien toda la fruta y esparcimos el azúcar sobre ella, volvemos a mezclar y tapamos el bol con papel film y lo llevamos al frigorífico hasta la hora de servir. En ese momento repartimos la macedonia en copas de postre y regamos por encima con el líquido de maceración que hayan soltado.  Finalmente la podéis decorar con una hoja de menta, o con un rosetón de nata por ejemplo.
Hay quien utiliza algún licor para la maceración  de la fruta como por ejemplo el kirsch, otra opción es utilizar  el zumo exprimido de una naranja que sirve además para evitar que la fruta se oxide, sin embargo yo prefiero emplear solo azúcar, pero eso va según gustos.